El Corpus Christi en Cuenca se reinventa

Aunque el Corpus Christi se reinventa y se queda en el interior de las iglesias para captar visitantes para años venideros, cuencanos y feligreses sí podrán degustar de los dulces tradicionales.

El aroma a miel, el colorido de los dulces en los puestos que se ubicaban en el corazón de la ciudad y el movimiento de personas en el Centro Histórico que participaban de la procesión y admiraban las luces especiales colocadas en la Catedral de la Inmaculada Concepciónya no se cumplirá.

El comercio de los dulces con promoción en redes sociales y las eucaristías se cumplirán adaptadas a la pandemia.

Catálogo

Paola Moreno, técnico del departamento municipal de Áreas Históricas y Patrimoniales, sostuvo que hoy se lanzará un catálogo para dar a conocer los dulces de Corpus que preparan 15 productoras.

En este se incluirán los contactos y direcciones para que, quienes quieran degustarlos, puedan ir a comprarlos o los pidan a domicilio.

La difusión será a través de redes sociales del Municipio de Cuenca, la Empresa de Desarrollo Económico, EDEC, y Fundación Turismo para Cuenca.

Ruth Palacios, quien vive en la calle Convención del 45, ya comercializa los dulces. Lo mismo hace Maribel Morocho, quien tiene un pequeño negocio en la calle Bolívar, donde vende quesadillas, alfajores, cocadas, huevos de faldiqueras, quesitos de leche, roscas, arepas, brownies, entre otros.

La EDEC cuenta con una base de datos de los 50 comerciantes que se ubicaban cada año en el Centro Histórico para comercializarlos.

Felipe Manosalvas, titular de la Dirección de Áreas Históricas y Patrimoniales, encargada de dar los permisos para los puestos de dulces, indicó que no se ha emitido ninguna autorización porque están prohibidos los eventos masiva como una medida para prevenir la propagación del covid-19.

Además porque el horario de toque de queda es desde las 21:00 y la celebración del Septenario se realizaba generalmente por las noches para la quema de castillo y concentración de los feligreses y priostes.

Se manejaban dos alternativas para la celebración, como el encendido de castillos en la parroquia Turi para que se pueda apreciar desde distintos sectores y la quema de un castillo en cada esquina del Parque Calderón luego de la eucaristía, pero ninguna fue aprobada.

Religiosidad

Esta expresión de júbilo religioso será entre este jueves y el próximo miércoles en el interior de las iglesias, con la vista puesta en las celebraciones de años venideros cuando vuelva la normalidad.

Marcos Pérez Caicedo, arzobispo de Cuenca, explicó que para el Septenario se aplicará el protocolo de bioseguridad que está actualmente vigente para el ingreso a la Catedral.

“Por ahora solo se permite el acceso para oración individual y confesión. Luego, de acuerdo con lo que disponga el Comité de Operaciones Emergentes, COE, se autorizará la comunión y finalmente la eucaristía”, sostuvo.

La celebración de la Eucaristía será mañana sin público y transmitido en las redes sociales y por Radio Católica a partir de las 09:00. Para la noche se tiene previsto la bendición con el Santísimo en un vehículo que recorrerá las calles de Cuenca.

Monseñor informó que en los próximos días abrirán los templos de San Blas, San Francisco, Corazón de Jesús, El Vecino, María Auxiliadora, Reina de la Paz, San Pablo y San Juan Pablo II, así como las parroquias Hermano Miguel, Don Bosco, El Carmen, Virgen de Bronce y Monay. (I) Fuente: Diario El Tiempo