Operación del tranvía ya tiene su normativa

La integración al sistema de movilidad del tranvía y el transporte urbano, sanciones por contravenciones, derechos y obligaciones de los usuarios, unicidad de la tarjeta electrónica, son algunos de los puntos que contempla la Ordenanza que Regula la Operación del Sistema Tranviario del Cantón Cuenca’.


La reforma a la normativa fue aprobada la noche del martes pasado por el Concejo Cantonal, en segundo debate, por lo que la Comisión de Movilidad, presidida por el concejal Diego Morales, trabaja en las estrategias de aplicabilidad de la normativa.


El edil sostuvo que se establecieron las mesas técnicas que determinan cuatro ejes de análisis: Tecnológico, financiero, jurídico y técnico, para  definir las propuestas de operación tanto de la Municipalidad de Cuenca como de la Cámara de Transporte en cuanto a la integración del sistema tranviario.


Con el eje tecnológico se analizó los sistemas de recaudo, que contempla las tarjetas, sistemas de compensación y más por lo que la normativa regula el régimen de cobro del sistema tranviario que establece tres mecanismos de pago: boleto, tarjeta y multiviajes.


Morales, explicó que hay cuatro tipos de tarifa que podrían establecerse en el sistema tranviario, pero “este es un tema que debe analizar todavía la comisión”.


Sin embargo, informó que se ha determinado el análisis de tarifa de entre 35 y 37 centavos. Estimó que el proceso se cumplirá en los próximos 15 días. Además la Cámara de Transporte ejecutará el plan para la integración de la tarjeta movilízate para el tranvía.


A decir de Carolina Ormaza, directora del Proyecto Tranvía, “las tarifas se regularán por cada tipo de pago que se utilice, es decir, turista, usuario frecuente, usuario regular y usuario de tres o más veces al día”, por lo que se espera que se apruebe la tarifa que regirá para el sistema de transporte.


 La normativa aprobada regula además el porcentaje de multa por el cometimiento de infracciones leves,  serán sancionadas con un cinco por ciento de una remuneración básica unificada, RBU, es decir con 20 dólares, las graves con el 30 por ciento que equivale a 120 dólares y las muy graves con el 50 por ciento que corresponde a 200 dólares.


Vehículos que obstaculicen la ruta tranvía, tocar el botón de alarma sin necesidad, ingreso a la cabina del conductor tranviario, no pagar pasaje, son algunas de las contravenciones.
Entre las faltas muy graves constan la manipulación de las tarjetas electrónicas o sistemas de pago, forzar mecanismos de apertura de puertas y otros. La socialización será un punto álgido y se pretende hacer campañas educativas.

 

Fuente: Diario El Tiempo

MV