Cuenca: Barrios sorprendidos por la lluvia y el granizo

Un torrencial aguacero caído la tarde de ayer, inundó varias casas y calles en diferentes sectores de la ciudad, lo que obligó a bomberos y personal de ETAPA extremar esfuerzos para evacuar el agua.

El aguacero acompañado de granizo inició alrededor de las 14:00, en la parte noroccidental y avanzó rápidamente hacia las poblaciones San Pedro, Mutualista Azuay y El Cebollar, donde el agua que corría por las calles arrastró basura y tierra, lo que provocó que se taponen los sumideros y con ello el desborde del agua hacia las viviendas.

En El Cebollar, el granizó cubrió los espacios verdes y los patios de las viviendas. Los afectados tuvieron que utilizar palas y escobas para desalojar el agua congelada, antes que se derrita y se filtre a las habitaciones.
La gran cantidad de granizo fue motivo para que niños y adultos se dediquen a formar muñecos y otras figuras de hielo, como sucede en los países donde que cae nieve.

Emergencia
Entre las emergencias que atendieron los bomberos, se anota la evacuación de agua en viviendas ubicadas en la parte baja de Miraflores y el instituto American College, ubicado en la calle Borrero, entre Pío Bravo y Rafael María Arízaga, donde el agua ingresó a tres aulas y anegó el patio.
Personal de ETAPA se encargó de evacuar el agua que se acumuló en el paso deprimido del distribuidor de tránsito de la Ordoñez Lasso. Otra cuadrilla trabajó en la Avenida de las Américas y Tinajillas.

Tránsito

El problema mayor se presentó en la Circunvalación Sur, entre la Subida a Turi y la calle Hernán Malo, donde el agua se acumuló en la zona de hundimientos. Los agentes de tránsito informaron que cinco vehículos pequeños se apagaron en medio del agua empozada, provocando un gran embotellamiento vehicular, razón por la cual los vehículos livianos fueron desviados por la avenida Veinticuatro de Mayo y con ello atascos entre Los Tres Puentes, Universidad del Azuay y Gapal.

Aguacero

El aguacero en cada sector tuvo una duración de aproximadamente unos treinta minutos, e iba avanzado hacia el norte, luego de unas dos horas escampó y en algunos lugares se vio brillar el sol
La lluvia aumentó notablemente el caudal del río Tomebamba, mientras que los ríos Tarqui y Yanuncay se mantuvieron en los niveles acostumbrados.
Las lluvias caídas en los últimos días por lo general están precedidas de mañanas calurosas, por lo que se prevé que esta tarde nuevamente se presente un aguacero.

 

Fuente: Diario El Tiempo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.