James Rodríguez reveló las insólitas razones que lo llevaron a irse del Bayern Múnich

El futuro de James Rodríguez es incierto. Después del nuevo título de la liga que consiguió el Real Madrid, y de lo que fue la temprana eliminación en la Champions League a manos del Manchester City en los octavos de final, el equipo que dirige Zinedine Zidane deberá analizar qué sucederá con varios futbolistas de la plantilla que no vieron mucha acción desde el regreso del entrenador francés al banco de la Casa Blanca.

A la espera de dicha definición, de si se quedará en la capital española o si buscará un nuevo horizonte, Rodríguez aprovechó su tiempo de vacaciones para revelar detalles de lo que fue su estadía de dos años en Alemania. En junio de 2017, y tras varias temporadas en el Real Madrid, el club presidido por Florentino Pérez lo cedió al Bayern Múnich con una opción de compra. 

“Los alemanes son gente muy fría, aunque recibí un trato espectacular en el club; me querían mucho’‘, explicó el mediocampista colombiano en diálogo con el podcast del periodista Daniel Habif.

¿Cómo se llevó con el idioma? Para el futbolista que surgió el Envigado F.C de su país antes de ser transferido a Banfield en la Argentina, Rodríguez fue contundente: “el alemán me costó mucho porque tampoco tuve ganas, al profe que tuve le dije que no le iba a hacer perder su tiempo ni el mío. No quiero, no podía con el alemán, era un idioma que no me quería aprender”, expresó el volante que en 2010 recaló en el Porto, de Portugal.