Dragonfly, el vehículo con el que la NASA buscará vida en el planeta Titán

La Nasa está convencida de algo: la exploración de planetas será una realidad en años venideros, así que ya se está preparando para que esos días estén más cerca. Uno de esos destinos es el planeta Titán, astro que podría dar luces sobre cómo se formó la vida la Tierra.

Para alcanzar esta ambiciosa meta la Nasa trabaja en la misión Dragonfly, la cual consiste en detectar, a través de alta tecnología y naves no tripuladas en el campo, indicios de vida en otros planetas.

“Está previsto que Dragonfly se lance en 2026 y llegue en 2034. El helicóptero volará a docenas de lugares prometedores en Titán en busca de procesos químicos prebióticos comunes tanto en Titán como en la Tierra”, explica la Nasa en su página web.

De acuerdo con la agencia espacial Dragonfly marca la primera vez que la NASA volará un vehículo multirrotor para la ciencia en otro planeta. Tiene ocho rotores y vuela como un gran avión no tripulado. Aprovechará la densa atmósfera de Titán, cuatro veces más densa que la de la Tierra, para convertirse en el primer vehículo en volar toda su carga útil científica a nuevos lugares para un acceso repetible y dirigido a materiales de superficie.

“Titán es un análogo a la Tierra primitiva, y puede proporcionar pistas sobre cómo puede haber surgido la vida en nuestro planeta. Durante su misión de línea de base de 2.7 años, Dragonfly explorará diversos entornos desde dunas orgánicas hasta el piso de un cráter de impacto donde el agua líquida y los materiales orgánicos complejos clave para la vida alguna vez existieron juntos durante posiblemente decenas de miles de años. Sus instrumentos estudiarán hasta dónde puede haber progresado la química prebiótica. También investigarán las propiedades atmosféricas y superficiales de la luna y sus depósitos subterráneos de océano y líquido. Además, los instrumentos buscarán evidencia química de vidas pasadas o existentes”, explican.

Fuente: Redacción NTN24.com
PI