La primera electrolinera del Ecuador se inauguró en Guayaquil

Un taxi eléctrico, al cargar al 100%, pagará USD 9 a diferencia de los USD 17 que cancela un vehículo de combustibles fósiles. En cambio, un bus de transporte público eléctrico pagará USD 24, a diferencia de los USD 60 que gasta un micro convencional.

Con esas diferencias en precios, abrió oficialmente la primera electrolinera del Ecuador, a un costado del Parque Samanes, en Guayaquil. El evento de inauguración se desarrolló el viernes 8 de noviembre del 2019. Participaron el vicepresidente de la República, Otto Sonnenholzner; la alcaldesa de la ciudad, Cynthia Viteri; el gerente de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM), Andrés Roche; el gerente de BYD Ecuador, Jorge Burbano; entre otras autoridades.

La obra se construyó sobre 5 000 metros cuadrados, tiene 20 cargadores rápidos y una potencia instalada total de 1 megavatio. El lugar tiene la capacidad para abastecer a 500 vehículos diarios. La inversión ascendió a USD 600 000 y se construyó en 90 días.

Ampliar El vicepresidente de la República, Otto Sonnenholzner; la alcaldesa de la ciudad, Cynthia Viteri; y demás autoridades participaron en la inauguración de la electrolinera, ubicada en el parque Samanes.

“Esta electrolinera es única al ser 100% ecuatoriana y una de las más modernas de la región. El diseño, la ingeniería y la construcción de la obra fue hecha netamente por ecuatorianos”, dijo Burbano. BYD Ecuador ha entregado en el país 20 buses eléctricos en Guayaquil, dos buses en Quito, 35 taxis en Loja.

“Muy pronto entregaremos los primeros 50 taxis eléctricos para Guayaquil”. La electrolinera porteña puede cargar la batería de un auto eléctrico del 0 al 100% en 1,15 horas, mientras que para los buses ese lapso es de 3,5 horas.

Ampliar El Municipio de Guayaquil analiza entregar incentivos para que los propietarios de taxis y buses cambien sus unidades por automotores eléctricos. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO La alcaldesa Viteri anunció que el Concejo Cantonal prevé aprobar una ordenanza en la que se establecerá la entrega de incentivos económicos por USD 850 000 anuales, para quienes migren del transporte convencional al eléctrico.

La ayuda significaría USD 4 000 para cien taxis y USD 15 000 para 30 buses eléctricos, cada año. Roche, de su parte, añadió que adicionalmente se aprobará el instructivo para concursar por ocho bermas en el centro de la urbe porteña. “Ya hay 50 inscritos, que están interesados en sustituir sus unidades de combustión, por una unidad eléctrica”.

Viteri agregó que el Municipio también tiene prevista la aprobación de la apertura de otros 20 puntos de carga, en distintos sectores de Guayaquil.

Fuente: www.elcomercio.com

PI