Venta de monigotes enciende el año viejo

La avenida Primero de Mayo y Fray Gaspar de Carvajal es uno de los sectores autorizados por Control Urbano Municipal y uno de los primeros que comenzó a armar sus carpas desde este martes. Unos 90 puestos serán instalados en este sector y los comerciantes atenderán las 24 horas del día hasta la medianoche del 31 de diciembre. Van a quedarse a dormir allí por la seguridad de sus carpas.
Jorge Ochoa es uno de los vendedores que, con madera, cartón, papel, pegamento blanco y mucha paciencia, conjuntamente con sus hermanos y primos, construyen los muñecos. Su técnica de trabajo actual es más rápida que los años anteriores, porque como la mano de obra familiar ha ido aumentando, decidieron armar sus trabajos por docenas, que les toma de dos a tres días cada una de ellas. Es decir, se los arma, esperan a que se sequen y se los pinta. Este trabajo iniciaron hace seis meses, contó Ochoa.
Los precios varían entre los 10 y 25 dólares, según el personaje y el tamaño. Por ejemplo, este año, los más populares en el país son el Presidente de la República y el jugador de la Selección Ecuatoriana de Fútbol, Christian “Chucho” Benítez, fallecido hace cinco meses.
En otro de los puestos atienden Narcisa Tenesaca y José Arévalo. Ellos son cuñados y sus muñecos conservan el tradicional trabajo con papel periódico, hilo y ropa vieja. Comenzaron a fabricar los monigotes desde mayo y llevan 12 años en este negocio. Doña Narcisa dijo que la práctica ha hecho que cada muñeco pueda ser terminado en media hora, si es pequeño, y máximo en una hora, si es grande. Los precios oscilan entre uno a cinco dólares.

Requerimiento

Algunos de los vendedores del sector de la Primero de Mayo y Fray Gaspar de Carvajal, hacen un llamado a las autoridades para que les ayuden con la colocación de un servicio sanitario en lo que será su lugar de trabajo los siguientes días, pues ellos no regresarán a dormir a sus hogares hasta el 31 de diciembre, con el fin de cuidar y proteger sus carpas.

Caretas

Las caretas para los años viejos que serán quemados el miércoles siguiente cuestan entre dos y dos dólares y medio. Carmen Tenesaca es una de las vendedoras y explica que lo único que se necesita es papel periódico, pegamento blanco, una buena pintura y mucha creatividad.
Los personajes que nunca pasan de moda, dice, son el Chavo del Ocho, Rayo McQueen, el burro de Shrek y los políticos y deportistas de la palestra pública.

Convención del 45

Ubicada al oeste del Centro Histórico de Cuenca, entre las calles Gran Colombia y Daniel Alvarado se encuentra la calle Convención del 45, uno de los más tradicionales barrios alfareros y artísticos de la ciudad. Dos de sus moradores, los esposos Filomena Vimos y Julio Urgilés, llevan 15 años fabricando y vendiendo monigotes para la tradicional quema del 31.
Vimos contó que sus pequeños nietos, Leonardo y Milena, son quienes les mantienen al tanto con los personajes de los dibujos animados o películas de moda, para que los tomen en cuenta y el negocio sea un éxito.
Si bien ellos hacen artesanalmente los muñecos con papel periódico y ropa usada; por falta de tiempo y sobre todo por motivo de espacio, los monigotes más elaborados los traen de Guayaquil. Estos son vendidos desde 10 hasta 75 dólares, según el tamaño y los personajes. “Ya no traemos el muñeco del presidente. Este año está en 150 dólares el grande y más nos cuesta el transporte”, explicó Vimos.
Los que ellos fabrican, en cambio, tienen un precio de tres a ocho dólares.


Significado

La quema del monigote a la medianoche del 31 de diciembre constituye un ritual tradicional de purificación, que tiene como fin ahuyentar la mala suerte o las energías negativas del año que termina. Este hecho es típico en muchas culturas y en todas tiene un significado similar. La única diferencia, en ciertas ocasiones, son las fechas. (RET)

Fuente: Diario El Tiempo

Be the first to comment on "Venta de monigotes enciende el año viejo"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.