Vecinos linchan a presunto ladrón

Un supuesto delincuente, acusado de robar accesorios de carros, fue capturado, maniatado y golpeado por habitantes del sector de Poloma, perteneciente a la parroquia El Valle.

El frío de la madrugada no impidió a los habitantes del sector Poloma, en la parroquia El Valle, salir de sus casas, enfrentarse, detener y agredir a un presunto delincuente acusado de robar accesorios de vehículos de la zona.

Alrededor de las 01:00 de ayer, los propietarios de un taxi y de un auto particular, mientras disfrutaban de una reunión social fueron alertados del robo de accesorios de sus carros.

Al salir constataron que las denominadas ‘computadoras’ habían sido sustraídas. Gracias a un informante, conocieron que los desconocidos huyeron en un carro sin placas.

Los afectados iniciaron una rápida búsqueda hasta que los encontraron en el sector de Poloma. En ese momento, uno de ellos estaba colocando las placas del vehículo señalado.

Fue entonces que se produjo el primer enfrentamiento que logró la captura de uno de los sospechosos, mientras que el otro sujeto huyó en el carro, no sin antes chocar contra el taxi en el que los afectados realizaron la búsqueda.

linchan ladrones el valle

Por el alboroto que se generó en ese instante, los habitantes de la comunidad de Poloma salieron de sus casas, se unieron y propusieron “hacer justicia con sus propias manos”.

Lo golpearon causándole heridas en el rostro y en el cuerpo. Por varias horas lo mantuvieron maniatado en la calle, a la vista de todos los vecinos.

En ese instante, uniformados del circuito Cochapamba de la Policía Nacional acudieron a verificar la novedad. La multitud crecía con el paso de las horas siendo necesaria la presencia de uniformados de las unidades especiales como el GOM y el GOE.

Los afectados pedían que se devuelvan las cosas robadas. Cerca de las 03:30, los vecinos decidieron darle un escarmiento al sospechoso y pidieron a los policías dejar al ciudadano bajo su custodia. Fue en ese instante que se produjo un fuerte enfrentamiento entre los uniformados y los civiles, pues ellos querían mantenerlo en la comunidad mientras que los agentes querían cumplir con el debido proceso.

Piedras, palos, empujones, golpes incluso gasolina fueron los insumos utilizados por la enardecida muchedumbre que pedía que estos hechos no se repitan.

Los uniformados se vieron obligados a usar la fuerza. Luego de casi 15 minutos de forcejar, el presunto ladrón fue rescatado y puesto a órdenes de las autoridades. Dos policías y un civil resultaron heridos.

 

Fuente: Diario El Tiempo

MV