Richard Carapaz, mejor deportista del país en 2019

El país aún se estremece de emoción al recordar el 2 de junio de 2019, cuando el carchense Richard Carapaz protagonizó una proeza sin precedentes que de manera inmediata lo convirtió en uno de los más grandes deportistas ecuatorianos de todas las épocas: ganó el Giro de Italia, una de las tradicionales pruebas ciclísticas del planeta (su primera edición fue en 1909).

Ese éxito formidable hizo que Carapaz fuera elegido mejor deportista ecuatoriano del 2019, una distinción que Diario EL UNIVERSO otorga desde 1964 de manera ininterrumpida con el afán de reconocer el esfuerzo de quienes, individual y colectivamente, se consagraron en sus respectivas disciplinas con logros de carácter internacional.

Se cierra un año brillante en el que la selección de fútbol sub-20 también se metió en la historia con la obtención del título en el Campeonato Sudamericano, el primero que gana la Tricolor en un certamen de Conmebol, y luego ese mismo grupo rozó la gloria al llegar a semifinales y después ser tercero en el Mundial de Polonia. El Independiente del Valle fue responsable de otro momento que llenó de orgullo al país al conquistar la Copa Sudamericana después de haber debutado apenas en el 2010 en la máxima división nacional. Y sin ser aún monarca local ya lo es de la región.

Sin embargo, Carapaz se queda con el título por la trascendencia universal de su victoria. Su nombre es eterno en la lista de triunfadores del Giro. El apellido del ecuatoriano aparece ya junto al de celebridades sagradas del ciclismo de todos los tiempos como el italiano Fausto Coppi, el belga Eddy Merckx, los franceses Bernard Hinault y Laurent Fignon y el español Miguel Indurain. Carapaz es un gigante entre gigantes.

La Locomotora de Carchi ya está al nivel de Jefferson Pérez (triple campeón mundial de marcha y medallista de oro y de plata en los Juegos Olímpicos), Pancho Segura Cano (triple campeón mundial de tenis y miembro del Salón de la Fama del Tenis Mundial desde 1984), Jorge Delgado Guzmán (finalista olímpico en 1972 y dueño de un récord del mundo), Andrés Gómez (campeón de Roland Garros en dobles y en singles) y de Alberto Spencer Herrera (bicampeón mundial con Peñarol y goleador por siempre de la Copa Libertadores). (D).

Fuente: El Universo.